Es muy difícil alcanzar un gran logro sin pasión.  Y esa fue la fuerza que siempre ha movido a Francis y Arturo para cambiar la vida de centenares de mujeres.

En 2006, tras acabar sus estudios universitarios, comenzaron su andadura como entrenadores personales en Marbella, España, complementando su aprendizaje  con un post-grado en la prestigiosa Universidad Europea de Madrid.

A su extensa formación académica reglada, se unieron numerosas certificaciones de diferentes ámbitos de las cuáles han ido extrayendo aquellos conceptos interesantes para perfeccionar su filosofía de entrenamiento. Su afán de progreso les condujo a una intensa formación autodidacta aprendiendo de los mejores expertos de la industria del Fitness.

Todo ello les ha permitido formar parte del profesorado del Master de Entrenamiento Personal de la Universidad de Granada, donde comparten sus conocimientos con otros futuros profesionales.

Además de entrenamiento, los dos pilares básicos para la consecución de objetivos  de sus clientes son la nutrición y el coaching . Es por ello por lo que progresaron su formación especializándose en sendos campos, lo que les ha permitido una clara diferenciación en su metodología de trabajo.

Desde el año 2010, su interés profesional se focalizó en  la mujer, dada la mayor complejidad y especialización que requiere y el vacío de servicios existente en este ámbito.

Durante los últimos cinco años,  únicamente han trabajado con mujeres que buscan una mejora estética centrada en la pérdida de grasa, moldear su silueta o acentuar su figura.

Su enorme experiencia práctica unido a sus sólidos conocimientos les ha permitido desarrollar un método de trabajo único, diseñado exclusivamente para las mujeres que rápidamente se popularizó por sus excepcionales resultados.

La incapacidad de poder dar servicio a la abrumadora demanda que a diario reciben, les condujo a desarrollar FitWomen Project. Una plataforma online fruto de su pasión y determinación por conectar con todas aquellas mujeres que necesitan  ayuda para lograr sus objetivos.